CARMELO

                          

HISTORIA

Carmelo ha sido abandonado dos veces: la primera vez fue abandonado por su dueña con una gran herida en la boca, nadie sabe cómo se la había hecho. Primero lo llevó a la Protectora en Málaga pidiendo que lo sacrificaran y como allí se negaron a hacerlo, lo llevó a un veterinario para que lo eutanasiaran. Este profesional, tras examinar al gato y ver que era posible curarlo, llamó a una asociación animalista para que se hiciesen cargo de Carmelo. Esta asociación consiguió encontrarle una casa de acogida, donde estuvo unos meses recuperándose,  pero la mujer tuvo que volver a su país y, en vez de comentarlo con la asociación, directamente lo abandonó, junto con otra gatita que tenía adoptada, e intentó también que lo sacrificaran. Fue en este momento cuando Avora se hizo cargo de Carmelo y su compañera de desgracias, Kidoga.  

Carmelo llegó al refugio en malas condiciones, aún no se había recuperado de su herida y se le diagnosticó además calicivirus, que está controlado con su tratamiento. Hubo que tenerlo separado del resto de los gatos por su enfermedad, por lo que pasó varios meses en una jaula, hasta que se consiguió encontrar una casa de acogida, donde se ha recuperado perfectamente.

SEXO Macho

EDAD Noviembre 2013

CARACTERÍSTICAS

Es un gato amoroso, ronroneante y mimoso. No es compatible con perros y debido al calicivirus latente es preferible que sea gato único.